Atrás

Vivienda de protección oficial

¿Estás buscando vivienda? ¿Aún no conoces los beneficios de la vivienda de protección oficial? Este tipo de viviendas son promovidas por la Administración pública con la finalidad de favorecer que los ciudadanos con rentas más bajas puedan comprar o alquilar una vivienda digna a un precio asequible acorde a sus posibilidades, generalmente a precios más bajos respecto a inmuebles equivalentes en el mercado, de ahí su atractivo y que sea una opción a tener muy en cuenta si quieres comprar una casa.

Este tipo de viviendas de protección oficial (VPO), siempre de uso exclusivo para personas físicas para las que este inmueble pasará a ser su domicilio habitual y permanente, disfrutan de una serie de beneficios económicos que la hacen atractiva, a cambio de unas obligaciones por parte del comprador, a diferencia de las propiedades de tipo libre que hay en el mercado, que se regulan por la ley de la oferta y la demanda.

Por ejemplo, este tipo de inmuebles no pueden traspasarse hasta que no pase el plazo de tiempo fijado por la administración; además, pueden estar sujetas a límites de precio de venta en las segundas y posteriores transmisiones. Son, sin duda, algunos aspectos a tener en cuenta como contraprestación a los beneficios fiscales y ayudas que recibe el beneficiario de este tipo de inmuebles, que también se caracterizan por tener unas dimensiones máximas fijadas.

¿Qué requisitos debes cumplir para comprar una vivienda de protección oficial?

¿Estás buscando casa, no está siendo un proceso fácil y quieres comprobar si puedes optar a adquirir una VPO? Pues bien, para poder acceder a este tipo de inmuebles has de tener en cuenta que existen unos requisitos básicos a nivel estatal, aunque las Comunidades Autónomas pueden solicitar otros criterios complementarios, de ahí que se recomiende consultar bien la normativa vigente en la zona geográfica donde estés valorando comprar este tipo de propiedad.

Entre las condiciones para poder optar a este tipo de propiedades están las siguientes: que el comprador no supere unos ingresos máximos, tanto si va a vivir solo como si es una unidad familiar; no ser propietario de una vivienda libre; no haber obtenido anteriormente otra VPO en España; no haber sido beneficiario de ayudas financieras estatales o autonómicas de vivienda en los 10 años anteriores a la solicitud actual; estar empadronado en la comunidad autónoma en la que vaya a solicitar la vivienda de protección oficial e inscribirse en el registro público de solicitantes de VPO de tu Comunidad Autónoma.

¿Por qué no vas a poder convertirte en propietario de una vivienda? ¿Y si la mejor opción pasa por adquirir una vivienda de protección oficial?