Atrás

¿Rehipotecar una casa es una buena opción?

Rehipotecar una casa es una alternativa a la que cada vez se suman más compradores. Cuando aparecen problemas, como la necesidad de lograr capital para abrir un negocio, efectuar una reforma o adquirir otra residencia, la posibilidad de anular el préstamo hipotecario y contratar uno nuevo sobre exactamente la misma propiedad se convierte en una gran opción.

¿Qué precio puede valer? ¿Vale la pena modificar las condiciones de la hipoteca para lograr una inyección de dinero extra? ¿Es una idea acertada o es mejor solicitar un nuevo préstamo? Es normal hacerse estas preguntas, por ello durante este post te vamos a dar contestación a todas y cada una estas cuestiones.

Rehipotecar tu casa es una de las mejores formas para conseguir liquidez que por medio de un préstamo tradicional, ya que los intereses para estos préstamos son más altos que los de una hipoteca.

¿Cuál es el procedimiento para rehipotecar una casa?

Para rehipotecar una vivienda antes hay que cancelar la hipoteca actualmente contratada y pedir una nueva. El coste de esta hipoteca consistirá en la suma total del importe que resta por pagar de la hipoteca anterior más el dinero extra que solicitas en el nuevo préstamo.

El procedimiento para conseguir rehipotecar tu casa es sencillo, solo tendrás que autorizar al banco para que estudie tu situación financiera actual y tu capacidad para soportar este nuevo préstamo.

¿Cuáles son los gastos de rehipotecar una casa?

Para conocer bien los gastos asociados que tiene rehipotecar una casa, hay que tener en cuenta la situación financiera actual del solicitante y los motivos que tiene para pedir esta nueva hipoteca.

Este proceso está formado por dos partes: anular la hipoteca anterior y firmar la nueva. Estas dos acciones tienen un coste del que el usuario tendrá que hacerse cargo.

Antes de nada, si la anterior hipoteca tiene comisión por derogación se debe pagar, aunque luego se firme una adicional. Recordamos que en la mayoría de casos esta suele ser un porcentaje del dinero que todavía se debe.

Además, hay que firmar una escritura pública de anulación y hacerse cargo de los costos que esto involucra: notaría, administración y registro.

Por otra parte, se debe hacer cargo de los costes de forma una hipoteca totalmente nueva. Aunque esta siempre es negociable y depende de cada entidad bancaria, lo más probable es que quieran realizar una tasación totalmente nueva de la vivienda, con los gastos de la gestoría, honorarios de la notaría, Registro de la Propiedad y todas las comisiones de apertura que esto conlleva. 

Como todo esto podría ser algo complicado de entender, lo vamos a analizar con un rápido ejemplo:

Presentamos un escenario en el que Juan firmó una hipoteca de 100.000€ en la que aún le restan 50.000€ por pagar, pero necesita 30.000€ extras para hacer una reforma. Por lo que quiere un nuevo préstamo de 80.000€.

Si durante su primera hipoteca tenía una comisión de cancelación del 0,80%, tendrá que pagar 400€. A esto deben sumarse los honorarios del notario y el registro de cancelación de la escritura, que está en torno a los 500€, más los servicios de la gestoría y la anulación de la carga en el registro, que están en torno a los 1.000€.

En resumen, anular una hipoteca en la que aún restan 50.000 euros por pagar, tendría un precio estimado de 1.900€.

Pero como hemos dicho, el segundo paso sería pedir una segunda hipoteca, y dependiendo de la entidad bancaria donde se solicite, se deben afrontar el coste de la nueva tasación (250€), notaría (800€), registro de propiedad (300€) y gestoría (300€).

El precio estimado para firmar una nueva hipoteca podría ascender hasta los 1.650€. Por lo que, el dinero que habría que desembolsar para rehipotecar una casa por 80.000€ sería de 3.550€.

Cabe destacar que todo lo citado es una aproximación, puesto que los precios como el del gestor pueden variar al tratarse de profesionales libres, ya que no están sujetos a unas tarifas concretas por desempeñar su trabajo.

Para que lo tengas más sencillo, hemos resumido la lista de todos los costes principales que tiene rehipotecar una casa:

  • Comisión por anular la hipoteca anterior.
  • Escritura de cancelación de la hipoteca anterior frente a un notario.
  • Servicio de la gestoría.
  • Servicio del registrador de la propiedad.
  • Creación de la nueva hipoteca y tasación de la casa.

Rehipotecar una casa ya pagada

Hipotecar por segunda vez una casa que ya está totalmente pagada es otra alternativa a la que recurren personas con falta de liquidez. Uno de sus beneficios consiste en la facilidad que ofrecen los bancos o prestamistas a la hora de prestar el dinero, además poniendo una vivienda como garantía de crédito, los intereses son también más bajos.

Sin embargo, esto tiene sus contras. Una vez que hagas una agrupación de todas las deudas y el resto de operaciones y gastos que supongan rehipotecar una vivienda, tendrás que poder aceptar dichos costos, puesto que de no hacerlo, podrías perder no solo tu casa, sino también tus bienes individuales hasta terminar el pago que debes.

¿Cuánto dinero me darán si rehipoteco mi casa?

Generalmente, si rehipotecas una casa ya pagada, el banco te otorgará entre el 50% y el 60% del costo de la vivienda. Este porcentaje variará dependiendo de tu solvencia económica y las políticas internas de la entidad financiera.

¿Cuál es el mejor sitio para rehipotecar una vivienda?

La primera elección que se nos viene a la cabeza es acudir al banco para pedir los préstamos. El interés de una hipoteca en dichos casos gira en torno al 3% y el 4%. Son los más difíciles de lograr, pero son más bajos que optando por otras opciones.

Puesto que además puedes dirigirte a un prestamista privado, estas organizaciones permanecen especializadas en destinar créditos a propietarios con un peor perfil. Es más probable lograr su aprobación, sin embargo los intereses son bastante más elevados.

El impago de una cuota por estos prestamistas puede ser motivo de preocupación para el cliente, debido a que la reacción de estos es bastante más rápida que la de los bancos y suelen tener cláusulas abusivas