Atrás

Hipoteca al 90%: ¿Cómo obtenerla?

Publicado: Lunes, 04 Marzo 2024

¿Estás agobiado por pagar alquiler y no tener nada propio? Descubre cómo conseguir tu vivienda con solo el 10% de entrada. Olvídate de las hipotecas tradicionales. ¿Quieres saber más sobre cómo conseguir una hipoteca al 90%?

¡Sigue leyendo! En este post, te guiaremos a través de todo lo que necesitas saber sobre ellas.

¿Qué son las hipotecas al 90%?

Las hipotecas al 90 son una opción de crédito hipotecario que posibilita financiar hasta el 90% del valor de la vivienda deseada, lo que implica aportar solo el 10% restante como entrada. Esta facilidad de acceso beneficia a personas sin un gran ahorro inicial.

No obstante, estas hipotecas suelen implicar un tipo de interés más alto, debido al mayor riesgo para el banco al financiar un porcentaje mayor del valor de la propiedad. Además, pueden requerir avales o seguros adicionales como garantía, aspecto a considerar para quienes optan por este tipo de financiamiento.

Son una excelente opción para jóvenes en busca de independencia, personas con recursos financieros limitados y familias que necesitan ampliar su espacio habitacional. Por otro lado, es fundamental tener en cuenta que estas hipotecas pueden conllevar cuotas mensuales más elevadas y un riesgo de impago superior, dadas las condiciones financieras más exigentes que suelen presentar ¿Quieres saber si calificas para una hipoteca al 90?

¿Quién puede obtener una hipoteca al 90%?

Para conseguir una hipoteca al 90%, se requiere cumplir una serie de requisitos que varían según la entidad financiera. Pero, en términos generales, la viabilidad de obtener este tipo de financiamiento depende de ciertos criterios:

Es imprescindible tener estabilidad laboral y un nivel de ingresos suficiente para asegurar el pago de las cuotas mensuales. Habitualmente, se solicita un contrato laboral por tiempo indeterminado y unos ingresos estables que representen al menos el 30% de la cuota hipotecaria.

Un historial crediticio limpio y sin deudas morosas es fundamental. Las instituciones financieras revisarán el historial crediticio del solicitante en el CIRBE para evaluar su solvencia financiera.

Además, es esencial mantener un buen historial de pagos, demostrando cumplimiento en las obligaciones financieras previas, como préstamos o créditos.

En ciertos casos, puede ser necesario aportar un aval o contratar un seguro hipotecario como garantía adicional para el banco en caso de impago.

Además, las entidades suelen establecer una edad máxima para solicitar la hipoteca, generalmente alrededor de los 70 años.

Aunque estos son los requisitos principales, cada banco puede tener exigencias específicas adicionales.

Tipos de hipotecas al 90%

Hipotecas al 90 para jóvenes: Las hipotecas al 90% destinadas a jóvenes son una opción de préstamo hipotecario dirigida a facilitar la adquisición de una vivienda para personas menores de 35 años. Estos préstamos también ofrecen beneficios como financiar hasta el 90% del valor del inmueble, lo que reduce el aporte inicial al 10%, disminuyendo el ahorro necesario.

Además, suelen contar con tipos de interés más favorables que las hipotecas convencionales y pueden incluir condiciones especiales para jóvenes, como bonificaciones en los tipos de interés o la exención de comisiones, haciendo más accesible el proceso de adquisición de vivienda para este grupo demográfico. En nuestro post sobre ayuda hipoteca joven encontrarás más información.

Hipotecas de tasación: Las hipotecas al 90% de tasación son otra opción de préstamo hipotecario que cubre hasta el 90% del valor determinado por un tasador oficial de la vivienda, no del precio de venta. Esta alternativa es útil cuando el precio de venta es menor que el valor de tasación, en la compra de viviendas nuevas sin un valor de mercado establecido, o para financiar reformas que aumenten el valor de la propiedad.

Aunque facilitan el acceso a la vivienda con un menor ahorro inicial y son útiles en varias situaciones, pueden tener tipos de interés algo más altos y requieren una tasación oficial, lo que implica costos adicionales y la posibilidad de solicitar un aval o seguro hipotecario como garantía adicional.

Ventajas de las hipotecas al 90%

Facilita el acceso a la vivienda: Reduce el ahorro inicial necesario, beneficiando a jóvenes y personas con bajos ingresos. Amplía las opciones de vivienda y agiliza el proceso de compra.

Flexibilidad financiera: Permite adquirir viviendas más caras, incluso de obra nueva, y financiar reformas simultáneamente, adaptándose a las necesidades familiares.

Beneficios fiscales: Posibilidad de deducir la cuota hipotecaria en la declaración de la renta, favoreciendo la inversión en vivienda habitual.

Seguridad jurídica: Ofrece al comprador mayor certeza legal, ya que el banco realiza la tasación y reduce el riesgo de frustración por falta de financiación.

Desventajas de las hipotecas al 90%

Mayor endeudamiento: Las cuotas mensuales son más altas debido al financiamiento del 90% del valor de la vivienda, aumentando el riesgo de impago en situaciones de desempleo o pérdida de ingresos.

Costes adicionales: Los tipos de interés son más altos y pueden aplicarse comisiones por apertura, estudio o cancelación de la hipoteca, además del costo de la tasación.

Menor flexibilidad: Algunas hipotecas al 90% limitan la amortización anticipada y dificultan cambiar de entidad, lo que aumenta los riesgos de fluctuaciones del mercado y la posibilidad de ejecución hipotecaria.

¿Las hipotecas al 90% se pueden obtener fácilmente?

La asignación de hipotecas del 90% no está prohibida, aunque representa un mayor riesgo para el sistema económico. Los bancos evalúan detenidamente las condiciones económicas de los beneficiarios. Estos préstamos suelen aumentar los costos de financiamiento y prolongar los plazos de devolución.

Además del perfil del cliente, los bancos consideran otras razones para otorgar préstamos hipotecarios superiores al 80%. Pueden utilizar estas hipotecas para titulaciones o emitir bonos a fondos de inversión, lo que les brinda liquidez para sus operaciones. Sin embargo, estas asignaciones limitan sus opciones de liquidez y requieren una evaluación cuidadosa.

Entonces, para asegurarte de ser seleccionado para este tipo de créditos recuerda cumplir al menos estos requisitos:

  • Demostrar solvencia financiera es fundamental. Un historial crediticio sólido, ingresos estables que no comprometan más del 30% de los ingresos totales y estabilidad laboral son aspectos clave.
  • Presentar un aval o una doble garantía puede ampliar las posibilidades de obtener una hipoteca al 90%. Sin embargo, estos requisitos pueden variar según el banco y la situación financiera del solicitante.
  • Comprar una vivienda propiedad del banco puede ser una opción viable, ya que suelen ofrecer financiamiento en condiciones especiales.

Recuerda que los requisitos y condiciones pueden variar según la entidad bancaria y la situación individual del solicitante.

Conclusión

Las hipotecas al 90% son tu puente para conseguir una casa sin apenas ahorros: financian casi todo el valor de tu futuro hogar, necesitando solo un 10% de entrada. Claro, hay que estar listo para los intereses un poco más altos y, a veces, pedir un aval o seguro. Lo importante es tener un trabajo estable, ingresos decentes y un historial crediticio limpio. Perfectas para quienes empiezan a volar solos o familias en busca de más espacio.

¿Listo para dar el paso? En Todopisos, te lo hacemos fácil. Explora nuestra selección de propiedades y aprovecha nuestras herramientas para comprar o vender un piso con confianza. ¡Haz clic, explora, encuentra!