Atrás

Estas son las hipotecas que ahora todos los funcionarios quieren

Los funcionarios siempre lo han tenido sencillo para conseguir las mejores hipotecas. Ante los ojos del banco, tienen el perfil que más seguridad lleva por su gran estabilidad laboral, ya que el hecho de tener unos ingresos fijos y constantes disminuye en gran medida el riesgo de que no le paguen las cuotas mensuales.

Por esta razón, los requisitos que exigen a los trabajadores públicos para concederles una hipoteca son menos exigentes que los que les pueden ofrecer al resto de trabajadores: comisiones más bajas, mejores tipos de interés, financiación de casi el 100% de la hipoteca…

De hecho, existen bancos que ofrecen productos especiales para los funcionarios. Este colectivo es el perfil más interesante para las entidades financieras, por ello siempre tratan de atraerlos con ofertas exclusivas para ellos. Por ejemplo, a la hora de pedir financiación para comprar una vivienda. Desde Todopisos, vamos a detallarte cuáles son las mejores hipotecas para funcionarios y cómo funcionan.

Como cualquier persona que solicita la financiación para una vivienda, aunque seas funcionario público, te exigirán cumplir cierta serie de condiciones básicas, como por ejemplo un mínimo de ingresos para enfrentar la cuota hipotecaria, tus gastos y deudas, y conocer si tienes capital ahorrado.

Ventajas de contratar una hipoteca para funcionarios

El banco al que solicites el préstamo hará una evaluación de todos estos datos y analizará qué tipo de hipotecas podrán ofrecerte, teniendo en claro que, la estabilidad financiera y el bajo riesgo de impago, facilitará el acceso para que te aprueben la financiación de la vivienda. Además, contarás con el alivio de que te la otorgarán mientras te aprovechas de unas condiciones realmente ventajosas frente a un trabajador del sector privado.

Entre estas ventajas, estas son las más destacadas:

Tipo de intereses más bajos. A la hora de pedir una hipoteca siendo funcionario, la entidad financiera cuenta con un menor riesgo, por la estabilidad laboral asegurada. Esto se traduce a que deberás pagar unas mensualidades más reducidas.

Comisiones más atractivas. A las entidades financieras les es conveniente atraer funcionarios como clientes, por ello a diferencia de los que sucede con el resto de colectivos, en la mayoría de ocasiones los empleados del sector privado tendrán que contratar otros servicios combinados para lograr igual las bajas comisiones que pagan los funcionarios por sus hipotecas.

Plazos de devolución más largos. El mayor plazo de amortización que presentan la mayoría de bancos es de 40 años para funcionarios, cuando para el resto de trabajadores del resto de sectores se reduce a 30 años.

Mejor financiación. A día de hoy es casi imposible contratar un préstamo que te financie el 100% de la vivienda, pero si hay un colectivo que puede conseguirlo, son los funcionarios, debido a sus particulares condiciones laborales. A pesar de que no es de fácil acceso conseguir una hipoteca financiada en su totalidad, la ventaja que obtienen los funcionarios, es un porcentaje de financiación, siempre cercano al 80% del valor de la propiedad.

Inicio bonificado. Otra de las ventajas de las que disfrutan los funcionarios a la hora de pedir una hipoteca, es que los bancos les abonan un tipo de bonificación en su cuenta en el momento de formalizar la contratación del préstamo.

Mayor probabilidad de aprobación. Al cumplir los requisitos mínimos de solvencia, las entidades financieras no pondrán barreras al momento de otorgar la hipoteca a funcionarios. Ya que el impago es de bajo riesgo.

En resumen, cuando para el resto de personas solicitar una hipoteca les resulta un quebradero de cabeza, para los funcionarios son todo facilidades: mejores condiciones, plazos más atractivos y, lo más importante, ahorrar dinero.

Estas son las hipotecas para funcionarios más interesantes del mercado

Como ya hemos dicho, los funcionarios comienzan desde una posición favorable a la hora de renegociar su hipoteca con el banco, de hecho algunos de estas entidades ofrecen productos exclusivos para ellos, como lo son los seguros de vida vinculados a las hipotecas.

Y a pesar de que estas hipotecas no las publicitan abiertamente, las hipotecas de BBVA les ofrece a los mutualistas de MUGEJU una hipoteca variable con un interés del 0,80% con tan solo domiciliar la nómina. Pudiendo disfrutar de una devolución del préstamo a 30 años y con un 80% del valor de la propiedad financiada.

Pero a pesar de que estas condiciones son tentadoras, te recomendamos que compares préstamos hipotecarios en diferentes entidades bancarias, ya que la hipotecas Liberbank, las de ING o la CaixaBank también ofrecen escenarios muy favorables a los empleados públicos.

¿Y si soy interino, también me concederán una hipoteca para funcionarios?

Las ventajas detalladas que hemos comentado son exclusivas para funcionarios con puesto fijo, por lo que los interinos no podrán beneficiarse de estas condiciones. Aunque eso no significa que el hecho de ser trabajadores temporales, se les impida mejorar sus condiciones frente a los empleados del sector privado.

Ya que un interino que lleve cinco años en la misma situación también tiene unos ingresos estables y quizá también pueda disfrutar de casi la totalidad de la financiación de la vivienda, añadiendo algunas vinculaciones al contratar la hipoteca.