Atrás

¿Conoces los gastos que tiene comprar una casa de segunda mano?

La hipoteca no es el único gran gasto que implica adquirir una vivienda. De hecho, los gastos para comprar una casa de segunda mano también suponen una parte importante del desembolso final que tendrás que afrontar para formalizar la operación y convertirte en el dueño de la vivienda. En concreto, estos gastos suponen en torno al 10-15% del valor adicional del inmueble.

Por ello, es vital que tengas ya calculados estos gastos que se generarán cuando compres una vivienda de segunda mano y los impuestos que llevan consigo, ya sea que te hagas con la propiedad al contado o con una hipoteca. Solo de esta manera podrás determinar el dinero total que necesitarás antes de lanzarte a firmar la operación.

A continuación, te mostramos cuáles son estos gastos asociados a la compraventa de una vivienda de segunda mano y una aproximación de cuánto cuestan:

Gastos de tasación

Normalmente, se suele acudir a un tasador para calcular el precio real de la vivienda si vas a pedir una hipoteca. Así, el banco sabrá que cuando presta este dinero no lo está perdiendo y también sabrás que el precio que estás pagando por tu vivienda corresponde a un valor justo.

El precio de un servicio de tasación de viviendas está entre los 250 y los 350 euros, pero esto es algo que puede variar por diferentes particularidades de cada vivienda, si se trata de un chalet, un adosado o un piso, del total de metros construidos y habitables, de la fecha de construcción del inmueble, el número de reformas, etc.

Gastos de notaría

Una vez ya tienes la transacción acordada y el dinero para costear la vivienda: llega el momento de arreglar papeles. Es necesario acudir al notario para firmar la escritura de compraventa. Además, el notario se encargará de asegurar la identidad del comprador y vendedor, el certificado energético de la propiedad, su situación registral, la célula de habitabilidad, si existen deudas con la comunidad y los medios de pago.

Los gastos de una notaría en la compra de una casa de segunda mano rondan los 600-1000 euros.

Estos costes pueden ser pactados por las partes. El notario decide la parte que va a encargar de pagar sus honorarios y no es necesario que se encuentre en el mismo municipio en donde se encuentra la vivienda.

El trabajo de un notario es pieza clave del proceso de compraventa de una vivienda de segunda mano, pues da una garantía de la legalidad de la operación y de que quede constancia de ello en el Registro de la Propiedad.

Generalmente, se le hace una provisión de fondos que incluye, además de sus honorarios por el servicio, el pago de impuestos, los honorarios de los registradores de la propiedad y otros gastos de gestión para las escrituras.

Gastos del registro de la Propiedad

Una vez tienes la escritura realizada por el notario, el siguiente paso será conseguir que un registrador te inscriba como nuevo propietario de la vivienda para que quede un documento público y evitar que haya problemas posteriores.

Las tarifas de los registradores de la propiedad están reguladas a lo especificado en el Real Decreto 1427/1989 y dependen directamente del precio del inmueble, aunque suelen oscilar entre los 400 y 650 euros.

Impuestos de Transmisión de Patrimonio (ITP)

Este coste supone el mayor desembolso al comprar una casa de segunda mano, después de la vivienda como tal.

El precio depende de la normativa de cada comunidad autónoma y de las circunstancias específicas de cada comprador (si proceden de familia numerosa, la edad, si es primera vivienda, si se encuentra en entornos rurales, etc.). Los expertos apuntan a que la cantidad a pagar está entre un 4% y un 10% del precio del piso. Por ejemplo, si hablamos de un piso de 175.000 euros, estamos hablando de entre 7.000 y 17.500 euros.

Gastos de gestoría

Aunque los gastos de la gestoría son opcionales, hay que acudir a uno cuando la operación vaya ligada a un préstamo hipotecario para financiarla. Entre sus funciones se encuentran la de la liquidación de los impuestos, realizar el papeleo necesario por cada escritura formalizada, asistir a la firma de compraventa, inscribirla en el Registro, preparar el contrato de arras, etc.

Al tratarse de profesionales libres no existen tarifas concretas, aunque su precio suele rondar los 300-450 euros.

Gastos de constitución de la hipoteca

Dependerá del tipo de hipoteca que hayas contratado para financiar la compraventa de la casa. Por ley, solo hay que pagar la tasación de la vivienda y la copia de la escritura hipotecaria. Aunque hay algunos bancos que se ofrecen a pagar esta tasación, así que es buena idea preguntar a las sucursales con las que te encuentres negociando si estarían dispuestas a cubrir este gasto.

Gastos de comisión de la inmobiliaria

En algunos municipios de España el comprador tiene la obligación de pagar por ley una parte de las tarifas de las inmobiliarias por la compraventa de la vivienda (de la otra debe hacerse cargo el vendedor). Aunque, siempre se puede negociar con ambas partes quien se hace cargo de esto.

Gastos por cheques o transferencia OMF

Para comprarle la casa al vendedor debes entregar cheques u ordenar una transferencia rápida a su cuenta (OMF) por medio del Banco de España. Estos métodos tienen un coste cuyo precio lo marcará tu banco.

Gastos totales al comprar una casa de segunda mano

En resumen, si has decidido comprar una vivienda de segunda mano, los gastos fijos serán la notaría, el Registro de la Propiedad y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Y los gastos opciones para comprar una casa de segunda mano serán el tasador (si se pide un préstamo hipotecario), la gestoría, la comisión de la inmobiliaria, la constitución de la hipoteca y los gastos de los cheques.