Atrás

¿Cómo cerrar un contrato de compraventa de inmueble?

Publicado: Jueves, 10 Febrero 2022

Antes de proceder a firmar la venta de una vivienda, hay algunos trámites que conviene tener en cuenta para cerrar el contrato de compraventa

Comprar un inmueble implica muchas cuestiones que van más allá de simplemente pagar el precio establecido en el anuncio o el acordado con el vendedor, por lo tanto, para realizar una transacción correcta y todo se lleve a cabo en orden, de forma adecuada y satisfactoria para todas las partes, uno de los puntos más importantes será la firma del contrato de compraventa.

Este documento es muy utilizado cuando se trata de un intercambio de bienes inmuebles. El cierre de dicho contrato es, básicamente, la fecha en la que la transacción de venta de una casa finalmente se completa; después de pasar por todos los pasos de buscar una inmobiliaria para vender la vivienda.

Es uno de los pasos más sencillos del proceso de compraventa pues, solo se deben establecer algunos acuerdos. Sin embargo, esto no significa que algo pueda salir mal. En muchas ocasiones, tanto propietarios como compradores dan por asentado que el trato ya está hecho y, cuando se presentan situaciones no planeadas, no saben cómo actuar.

A menudo, se considera que este proceso ha terminado cuando todos los documentos están debidamente firmados y, los pagos se han efectuado correctamente. La preparación es un factor determinante para un cierre de acuerdo exitoso, y los detalles de la transacción deben estar listos al menos unos días antes de la fecha final.

Esto significa que, la búsqueda del título se ha completado, el acreedor hipotecario se ha comprometido a financiar la compra y todas las otras condiciones de la transacción se han cumplido a cabalidad.

Si el resto del proceso se ha efectuado correctamente, el cierre acontecerá sin inconvenientes. Por fin ¿Estás a punto de decirle adiós a tu antiguo inmueble? Entonces, no puedes perderte toda la información que en Todopisos hemos preparado para ti en esta entrada ¡Comencemos!

Finalizar contrato de compraventa. Obligaciones de las partes

El contrato de compraventa de un inmueble, generalmente, contiene diferentes cláusulas que formalizan el proceso de adquisición de una propiedad. Para establecerlas, los interesados deben llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes, y sea de manera eficaz. Por esta razón, para que no te pase por alto ningún punto o cláusula a considerar, te explicamos todo lo que tienes que hacer.

Forma de pago

Antes de firmar un contrato, el propietario y el comprador deben acordar la forma en la que se realizará el pago del inmueble. Si este se hará en efectivo o si se aceptará un crédito hipotecario.

En el acuerdo o convenio de venta, deberá aparecer reflejado el precio total de la compraventa de la propiedad y cómo se pagará. Si el desembolso se realiza con una moneda extranjera, éste se efectuará con el tipo de cambio que indique la fecha en la que se hará la entrega.

Mientras que, en los pagos a través de créditos hipotecarios, el comprador necesitará especificar las cantidades proveídas en el mismo y en el enganche, para así evitar tergiversaciones al momento que la entidad bancaria efectúe el depósito.

Plazo de pago

El propietario del inmueble puede aceptar una cantidad de plazos que le permitan al comprador reunir el monto total para realizar el pago. No obstante, en la mayoría de los contratos se clasifica en:

  • Anticipo: entrega al momento de la firma del contrato.
  • Monto restante: entrega en el instante de la firma de la escritura pública.

En el compromiso de compraventa debe incluirse el monto a pagar en cada plazo, así como la fecha de entrega. En caso de haber incumplimiento, se pueden renegociar las fechas y las opciones de pago, bajo nuevas condiciones e implicaciones económicas para ambas partes.

Causas de cancelación de contrato

Algunas de las causas en el acuerdo que implican la cancelación del contrato de compraventa son:

  • Derecho de cancelación sin ninguna causa por establecido número de días.
  • Falta de pago de alguna de las cantidades acordadas.
  • No entregar el inmueble en la fecha estipulada.
  • Continuidad de fallas o defectos en la edificación, inclusive, tras hacer uso de la póliza de garantía.

La intervención judicial no será necesaria, excepto a que alguna de las partes se niegue a cumplir las obligaciones dispuestas en las cláusulas de incumplimiento.

Términos de garantía

Al comprador se le proporcionará una póliza de garantía que podrá utilizar en caso de cualquier defecto o falla que subsista en el inmueble, una vez haya sido entregado. La póliza deberá cumplir con las condiciones que impone la Ley Federal de Protección del Consumidor para resguardar sus derechos.

El propietario y el comprador determinarán la vigencia de esta, la cual deberá ser mínimo de un año, y deberá incluir: qué costos serán los que cubrirá la garantía, cuáles no serán considerados bajo responsabilidad del vendedor y qué ocurrirá en caso de que las fallas continúen.

Es importante tener en cuenta que, si por algún motivo el comprador realiza la reparación por cuenta propia, además de pagar el costo de esta, el vendedor deberá concederle una bonificación del 5% sobre ese gasto.

Las reparaciones que se realicen haciendo uso de esta garantía también recibirán una póliza de garantía.

Entrega de posesión y recepción del inmueble

El propietario y el comprador deberán acordar una fecha para la entrega y recepción del inmueble, es decir, el día en el que el vendedor le concederá las llaves de la casa al comprador.

Esta entrega, habitualmente, se realiza un tiempo posterior a la firma del contrato por mantenimiento, reparaciones o en casos de que la vivienda aún se encuentre en construcción. Ese día se ejecutará una inspección para comprobar que la edificación cumpla con las características descritas en el acta de recepción.

En caso de que la propiedad no sea entregada en la fecha acordada, el vendedor tendrá que acreditar la falta y acordar una nueva fecha. De no hacerlo, será merecedor a la pena convencional que establece el contrato.

¿Cómo elegir al notario?

El notario es aquella persona encargada de llevar todo el proceso legal de la compraventa del inmueble, con el objetivo de que todo se realice de manera eficiente y ambos interesados obtengan resultados satisfactorios.

Muchos propietarios optan por contactar al mismo notario que realizó el trámite y registro de la escritura pública, al comprar el inmueble simplemente para entregar la documentación pertinente al nuevo propietario. No obstante, la responsabilidad de seleccionar al notario reincide en el comprador, ya que él es quien continuará el proceso de adquisición.

Cuando la compra se hace mediante un crédito hipotecario, la entidad hipotecaria asigna al comprador un notario de una lista de notarios autorizados o le permite elegir a alguno dentro de dicha lista.

Tras haber firmado, ya estás listo/a para despedirte de tu propiedad (ex) y así, abrir paso a una nueva inversión en tu vida.

Finalmente, estos son los puntos más importantes que debes tener en cuenta antes de cerrar un contrato de compraventa de un inmueble. Si tienes alguna duda adicional, contacta a uno de nuestros asesores de Todopisos para ofrecerte asesoría personalizada en el tema.