Atrás

Casas prefabricadas, pros y contras

Tal vez has visto en prensa o televisión el nuevo concepto de lo que llaman ?casas del futuro?: las casas prefabricadas. Una forma de hogar más práctica, económica y fácil de construir que los edificios convencionales. Pero ¿sabes en qué consisten las casas prefabricadas modulares ? Lee este post para conocerlo todo acerca de estas particulares viviendas.

Qué es una casa prefabricada modular

En la actualidad, el sector de la construcción de viviendas modulares está en auge. A diferencia de una vivienda al uso, una casa prefabricada se construye por completo en una fábrica. El sistema modular consiste en una serie de módulos estandarizados que se ensamblan finalmente en el terreno que ocupará la vivienda.

Gracias a las ultimas tecnologías en diseño y materiales, este tipo de casas destacan por su gran calidad en los acabados. Además, la modalidad prefabricada permite diseñar de manera personalizada la vivienda. El futuro propietario puede elegir la distribución del espacio o los acabados finales.

Pros y contras de una casa prefabricada

Entre los principales pros de este tipo de viviendas destacan los siguientes:

Precios más asequibles

Quizá su mayor punto positivo. Frente al elevado coste de una vivienda tradicional, el coste de una prefabricada se reduce hasta un 20 o 30 % en comparación. Una casa modular familiar de 100 metros cuadrados puede estar en torno a los 60.000 €.

Un menor tiempo de construcción

Otro de los aspectos clave. Una vivienda tradicional se construye en unos 10 meses como mínimo. El tiempo de construcción de una casa prefabricada puede reducirse a la mitad. También supone un considerable ahorro en mano de obra, otro factor decisivo para que su precio se reduzca.

Más ecológica que una vivienda convencional

Una casa prefabricada puede construirse con materiales sostenibles. Su diseño integra características de eficiencia energética como muros aislantes y paneles solares. Por lo tanto, consume menos energía que un hogar tradicional. El impacto ambiental que causa su fabricación también es menor al reducirse los materiales de construcción.

Y entre los contras:

Dificultad para modificar la distribución

Al tratarse de un modelo de diseño preestablecido, es más difícil cambiar en el futuro la distribución de los espacios. Una vivienda convencional permite modificar más fácilmente la disposición de las habitaciones.

La adecuación del terreno

Debe adaptarse el terreno a la casa. Se deben hacer una serie de modificaciones de la parcela (allanamiento, canalizaciones, tomas de corriente) para que la casa prefabricada pueda colocarse. Un requisito que podría encarecer el presupuesto. Es importante el estudio del terreno antes de diseñar la casa.

El mantenimiento es necesario

Los materiales que se emplean en su construcción requieren de un mantenimiento regular con el tiempo. Tratamientos para conservar la madera, pintura, prevención de humedades o deterioro por las condiciones del clima.

Si estás buscando casa, decídete por casas prefabricadas. Una solución inteligente, económica y sostenible. Podrás crear tu propio espacio según tus necesidades. Cada vez más personas apuestan por este tipo de viviendas. Las casas del futuro son una realidad. Disfruta de un entorno cómodo y acogedor para vivir.