Atrás

¿Conoces la forma de calcular los intereses de una hipoteca?

Por fortuna o desgraciadamente, la mayor parte de personas nos debemos enfrentar alguna vez durante nuestras vidas a la labor de pedir una hipoteca para comprar nuestra casa. El dinero que nos fía la entidad bancaria viene con un ‘extra’ en forma de intereses y otros gastos.

Calcular los intereses de una hipoteca va determinado por múltiples factores, el primero de ellos se trata de conocer la existencia de tres tipos de hipotecas distinguidas por su pago de intereses e identificar cuál es la nuestra: hipoteca a tipo fijo, variable o mixto. 

Durante este artículo vas a aprender a calcular la cuota de estas hipotecas y toda la información precisa, además analizaremos a las hipotecas de las que todo el mundo habla ahora, las hipotecas inversas.

¿Cuánto tengo que pagar de interés en mi hipoteca?

Previamente a la firma de la hipoteca, se calcula la cuota en dos apartados:

Uno destinado a amortizar la deuda y otro para costear los intereses generados por los que el banco recibe su beneficio.

Esto nos tocará pagarlo a lo largo de los años con una cuota todos los meses, si es variable, la cantidad a abonar cambiará dependiendo del Euríbor, si es de tipo fijo los intereses de la hipoteca van a tener exactamente la misma cuota. Pero vamos a ver cada una en mayor profundidad.

Esta es la forma de calcular el interés de una hipoteca fija

El método para calcular los intereses de una hipoteca fija es fácil, solo hay que multiplicar el porcentaje del tipo de interés por el total de dinero que debemos pagar y dividir el resultado entre doce.

La ventaja de este tipo de hipotecas es que nos da la tranquilidad de que no variará y el banco nos cobrará siempre el mismo interés a lo largo de los años.

Así es cómo se calcula el interés en una hipoteca variable

Si queremos conocer los intereses en una hipoteca variable, debemos tener presente dos factores que marcarán el valor de las cuotas mensuales: el Euríbor y un porcentaje definido por la entidad prestamista.

Por ejemplo, Euríbor + 0,90%.

¿Cómo calcular los intereses de una hipoteca de tipo mixto?

Este tipo de hipoteca combina las ventajas del tipo variable y fijo, ofertando unos gastos de interés más atractivos para el usuario.

Las hipotecas de tipo mixto no suelen ser anunciadas por los bancos y presentan una gran estabilidad los primeros años de deuda y una variable referida al Euríbor para el resto. Aunque tienen un gran inconveniente, y es que no permiten favorecerse de las clases de interés más bajas, aunque siguen teniendo intereses inferiores a los que ofrecen las hipotecas de tipo fijo.

Veamos un caso práctico de una hipoteca mixta:

Pongamos que te ofrecen una hipoteca con unos intereses del 1,5% durante los 10 primeros años y de Euríbor más un 0,9% los años restantes.

En esta situación y con las fórmulas precedentes, en caso de que solicitaras 150.000 euros a devolver durante 25 años, los pagos serían de 600 euros fijos esos primeros diez años y 574 euros al mes el resto del plazo, en caso de que el Euríbor se sostuviera al 0%. Eso es difícil, por ello este último pago es variable y podría encarecerse o bajar de costo.

¿De qué manera se calculan los intereses de una hipoteca inversa?

Los intereses de las hipotecas inversas son algo más elevados que los de una hipoteca tradicional, en torno a un 5%. Algunos de sus puntos a favor es que no se demanda presentar unos ingresos mínimos y una de las pocas cosas que se requieren como aval es probar que eres el dueño de la propiedad.

Otra de sus ventajas, es que las rentas producidas por una hipoteca inversa no tributan en el IRPF, así que el alquiler de la residencia se convierte en una alternativa interesante.

¿En qué momento se deja de abonar intereses en una hipoteca?

Hay una creencia bastante extendida de que, llegados a cierta cuota, se dejan de abonar intereses en la hipoteca. La realidad es que eso es falso, los bancos siempre nos exigirán pagarles sus intereses hasta la última cuota.

Aunque hay algo que llama la atención, y es que en nuestro país se sigue el sistema de amortización francés, con esta fórmula, se pagan más intereses al comienzo de la hipoteca que al final de este.

¿De qué forma se calculan los intereses de demora de una hipoteca?

Al igual que con los intereses de una hipoteca de tipo fijo, calcular los intereses de demora de una hipoteca también es sencillo, es suficiente con conocer cuando empiezan a aplicarse el primer interés por los días de retraso en el pago del préstamo hipotecario y aplicar esta fórmula:

Interés moratorio = (cantidad impagada) x (días de retraso / 365) x (tipo de interés de demora).

Para expresarlo con más claridad, aquí tienes un caso de aplicación de los intereses de demora:

Pongamos este caso, si debieras pagar una mensualidad de 360€ y faltas en el pago durante 60 días y de acuerdo al contrato estipulado de la hipoteca en el que los intereses de demora se aplican a un 4%, este sería el cálculo:

360 x 2 (60 días) = 720

720 x (30/365) x 0,04 = 2,3€

Ahora que ya conoces cómo funcionan los todos tipos de interés de las hipotecas y sus cláusulas abusivas, también podría interesarte las mejores ayudas de hipotecas para jóvenes.